martes, 9 de junio de 2015

SARASATE, EL ZAPATEADO Y UNA NIÑA LLAMADA ESTHER KIM

En vida, Pablo Sarasate fue más famoso como intérprete que como compositor. Su enorme capacidad para realizar cualquier cosa con un violín en las manos era admirada en el mundo entero. Seguramente, esa extraordinaria facilidad que tenía para tocar hizo que sus composiciones para violín estuvieran marcadas por una gran dificultad técnica, como si las escribiera para él mismo. Lo sorprendente en este caso no es que existan virtuosos capaces de interpretarlas, lo fascinante es que puedan existir criaturas tan extraordinarias que sin haber abandonado la infancia lleguen a conseguir un sonido casi igual al del mismo maestro.

Aquí tenéis a Esther Kim, niña aún, dando vida al Zapateado:


En este enlace, el acceso al museo Pablo Sarate de Pamplona. En este otro, a un programa especial de radio dedicado a él y su música.

2 comentarios:

  1. Majestuosa interpretación, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro más para ti y para los lectores de este blog que tan generosamente me buscas por tu tierra.

      Eliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.