viernes, 1 de mayo de 2015

EL DESTINO LLAMA A LA PUERTA

Para Irene, que quiso y no pudo.

Posiblemente éstas sean las cuatro notas más conocidas de la música clásica. El testimonio de Schindler, biógrafo de Beethoven, y el gusto por la anécdota en general, han querido que se conviertan en imagen del aldabonazo que la gran dama da sobre nuestras puertas.

Lo cierto es que la Quinta sinfonía es de una gravedad absoluta, tanta como su belleza. Y la traigo hasta aquí porque en opinión de muchos expertos son von Karajan y la Orquesta Filarmónica de Berlín los mejores intérpretes que ha tenido esta magnífica obra.

El primero hace años que se murió y la segunda no es exactamente lo mismo que era en los años 60 y 70 del siglo pasado, aunque siga siendo una de las mejores orquestas del mundo. 

En cualquier caso, en aquella época no existía internet y las grabaciones eran mucho más escasas. Así que podemos tomar como un auténtico regalo, un lujo para los sentidos, el que alguien haya subido a la red esta grabación.

Para ti, Irene, el ta-ta-ta-taaa que no pudiste oír en su día:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.