martes, 6 de enero de 2015

MUERTE DE NARCISO, de Lezama

Narciso en la fuente. Caravaggio
En un rapto de atrevimiento absoluto me he lanzado a grabar el poema de Lezama, Muerte de Narciso. Son 16 minutos.

El texto podéis leerlo en la colección preparada para la tertulia. Un comentario sobre el mismo, aquí.


Antes de que lo leáis o lo oigáis, quiero llamar vuestra atención sobre uno de los versos más redondos y eficaces del poema, y que puede leerse como síntesis de toda la composición:

Mano era la seda que borraba
la perfección que muere de rodillas
y en su celo se esconde y se divierte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.