sábado, 10 de enero de 2015

60 AÑOS DE PEDRO PÁRAMO

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría; pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo. «No dejes de ir a visitarlo -me recomendó-. Se llama de otro modo y de este otro. Estoy segura de que le dará gusto conocerte.» Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después de que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas. 

Así comienza Pedro Páramo, uno de los relatos más influyentes en la literatura del siglo pasado. Juan Rulfo es uno de esos escritores extraordinarios que nos ha dado Latinoamérica en el siglo XX. Más extraordinario, si cabe, porque con sólo dos títulos —El llano en llamas y Pedro Páramo— creó una forma de escribir y de contar que ha tenido una influencia excepcional en la literatura. Leer hoy a este grande de las letras es muy sencillo, sus títulos están en múltiples ediciones de todo tipo y al alcance de todos los bolsillos. Y no sólo impreso en papel. También está traspasado al cine y en lecturas radiofónicas.

Os dejo, como ejemplo, la adaptación de Pedro Páramo en las voces de Juan Diego Martínez, Diego Contreras y Alejandra Álvarez.



La entrevista que en 1977 le hizo Soler Serrano para el programa A fondo, la tenéis aquí. Y muchos de los cuentos de El llano en llamas, preparados por el Instituto Nacional de Bellas Artes de México, en este otro espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.