viernes, 31 de enero de 2014

UN CUENTO DE CHÉJOV

Los de Páginas de espuma se han embarcado en la aventura de publicar todos los cuentos que escribió A. Chéjov, de quien Bloom ha dicho que es uno de los pocos santos de la literatura. Pero ya me ocuparé en otro momento de estas y otras afirmaciones. Hoy sólo quiero ofrecer un adelanto de esta ingente obra que saldrá en cuatro estupendos volúmenes y del que hasta ahora sólo disponemos del primero. Para ir provocando las ganas de leer, os dejo un cuento corto, El signo de los tiempos.

Se declaraban su amor en un salón tapizado con papel celeste. 
Un muchacho de agradable apariencia tenía la rodilla hincada ante una joven mientras hacia juramentos.
—¡Querida mía, yo no puedo vivir sin usted! ¡Se lo juro! —se acaloraba—. ¡Perdí los nervios desde el momento en que la vi! Mi querida, dígame... dígame... ¿Sí o no?
La joven abría la boca para responder cuando en ese momento por la puerta asomó la cabeza de su hermano.
—¡Un minuto, Lily! —dijo su hermano.
—¿Qué es lo que quieres? —preguntó Lily, saliendo hacia donde estaba su hermano.
—Perdóname, querida mía, que os moleste, pero soy tu hermano, y mi sagrada obligación es advertirte... Debes tener mucho cuidado con este caballero. Muérdete la lengua... Procura no hablar más.
—¡Pero me está haciendo una proposición!
—eso es asunto tuyo... Declárate, espósate con él, pero por amor de Dios, ten cuidado... Conozco a este sujeto... ¡Es un bribón de los grandes! Ahora mismo haría contigo cualquier cosa...
Merci, Max... ¡No lo sabía!
La muchacha volvió a la sala. Le respondió al joven que "sí", lo besó, se abrazaron, se prometieron, pero tuvo cuidado: únicamente habló de amor.

Traducción de Paul Viejo.

EL CIELO DE FEBRERO, 2014


(Video tomado de La costa de las estrellas)

Efemérides del mes:
  • Planetas: Mercurio es visible durante la primera semana del mes en el horizonte OSO, después de ponerse el sol. Venus se ve durante el alba en el horizonte SE con el mayor brillo del año (-4.6). Marte se ve en Virgo durante la mayor parte de la noche. Júpiter domina casi toda la noche en Géminis. Saturno es visible durante la madrugada en Libra.
  • Luna: llena, el 14. Este mes no tendremos luna nueva.
  • EEI: pasos visibles de la Estación, consultar aquí.
Feliz observación.

jueves, 30 de enero de 2014

HA MUERTO FÉLIX GRANDE

Parece que estamos en un final de enero muy luctuoso con respecto a la poesía. Hoy nos traen las noticias la muerte de Félix Grande, un poeta muy bien recogido en la Biblioteca Virtual Cervantes.

Aquí tenéis un vídeo en el que lee su poema Recuerdo de infancia



Y un enlace a la revista  Poesía en el campus, nº 43, 1999; número dedicado enteramente a él.

miércoles, 29 de enero de 2014

UN POEMA DE CONCHA MÉNDEZ

Salgo a la calle y voy en ascua viva,
o voy temblando porque el mundo es triste.
Y vuelvo de la calle y entro en casa
y el mundo sigue triste sin remedio.
Y no es que falte un ángel en la estancia
que nos sonría, que nos hable al menos.
Y no es que falte un dios para las cosas,
ni ese deseo de pasar soñando
sin escuchar las quejas que en el aire
vagan por encontrar por fin el eco.

                   De Niño y sombras, 1936. Recogido en Poemas (1926-1986). Hiperión, 1995.

Concha Méndez fue una poeta del grupo del 27, además de una buena deportista. La guerra civil, el exilio y el hecho de que fuera mujer han contribuido a su casi anonimato. 

El poemario al que pertenece este poema fue motivado por la pérdida de su hijo nada más nacer.

EL EMBARGO, de Gabriel y Galán

A todos los extremeños que andan repartidos por el mundo,
y que me perdonen el acento tan poco extremeño.

Este poema de Gabriel y Galán me ha acompañado desde que empecé a interesarme por la poesía porque mi padre, cacereño él, lo tenía en gran aprecio y mi madre, al descubrir ese interés por la poesía de su hijo, me ragaló las Obras completas del salmantino, seguramente con la intención de afianzar un enlace entre padre e hijo. Lo leí algunas pocas veces en casa de mis padres y él, mi padre, siempre se emocionaba al oírlo. Son los misterios de la poesía y las conexiones que realiza en los rincones más escondidos del cerebro. 



Señol jues, pasi usté más alanti
    y que entrin tos esos,
    no le dé a usté ansia
    no le dé a usté mieo...
Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!
¡Embargal, embargal los avíos,
    que aquí no hay dinero:
lo he gastao en comías pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
    y eso que me quea,
porque no me dio tiempo a vendello,
    ya me está sobrando,
    ya me está gediendo!
Embargal esi sacho de pico,
y esas jocis clavás en el techo,
    y esa segureja
    y ese cacho e liendro...
¡Jerramientas, que no quedi una!
    ¿Ya pa qué las quiero?
Si tuviá que ganalo pa ella,
¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
Pero ya no quio vel esi sacho,
ni esas jocis clavás en el techo,
    ni esa segureja
    ni ese cacho e liendro...
¡Pero a vel, señol jues: cuidiaíto
    si alguno de ésos
es osao de tocali a esa cama
    ondi ella s'ha muerto:
la camita ondi yo la he querío
cuando dambos estábamos güenos;
la camita ondi yo la he cuidiau,
la camita ondi estuvo su cuerpo
    cuatro mesis vivo
    y una nochi muerto!

¡Señol jues: que nenguno sea osao
de tocali a esa cama ni un pelo,
    porque aquí lo jinco
    delanti usté mesmo!
    Lleváisoslo todu,
    todu, menus eso,
    que esas mantas tienin
    suol de su cuerpo...
¡y me güelin, me güelin a ella
    ca ves que las güelo!...

martes, 28 de enero de 2014

AQUELLA ESCUELA

Para el amigo Tomás, que ya no está en la escuela

Aquella escuela tenía una gran fama. Su nombre aparecía numerosas veces en los medios de comunicación de la localidad. Organizaba eventos de todo tipo. Cada semana uno distinto. 

Aquella escuela estaba muy bien organizada. Tenía unos estatutos claros y precisos. Incluso unos letreros preciosos que indicaban dónde se hallaba cada cosa sin necesidad de tener que preguntar a nadie.

Aquella escuela era un modelo de perfección. Cada función y cada tarea estaba escrupulosamente recogida por duplicado. Una, en papel archivado en carpeta convenientemente clasificada; otra, en su correspondiente espacio digital.

Aquella escuela daba gloria verla. Estaba perfectamente pintada por fuera y por dentro. La limpieza y el orden eran admirables, y daba gusto deambular por sus pasillos y sus patios.

Aquella escuela disponía de un claustro exquisitamente formado. Todas las maestras sabían varios idiomas. Todos los maestros, también. Ambos sexos, además, conocían la normativa externa e interna, y la aplicaban.

Aquella escuela era casi perfecta. 

Sólo tenía un pequeño problema: apenas había niños en las aulas, porque los profesores sabían rellenar todo tipo de papeles y redactar todo tipo de informes, pero apenas sabían qué hacer con los niños.

ELOGIO Y MODELO DEL MAESTRO

Aprovecho que hoy, 28 de enero, se celebra el día del alumno para recoger las palabras de Herder en honor del que fuera su maestro, Immanuel Kant, modelo de pensador y, a tenor de lo que su insigne alumno escribió, modelo de lo que alguien que se dedique a enseñar debe hacer en el aula. Leedlas con detenimiento.

Tuve la suerte de tener como profesor a un gran filósofo al que considero un auténtico maestro de la humanidad. Este hombre poseía por aquel entonces la viveza propia de un muchacho, cualidad que parece no haberle abandonado en su madurez. Su ancha frente, hecha para pensar, era la sede de un gozo y de una amenidad inagotables; de sus labios fluía un discurso pletórico de pensamientos. Las anécdotas, el humor y el ingenio se hallaban constantemente a su servicio, de manera que sus lecciones resultaban siempre tan instructivas como entretenidas. En sus clases se analizaban las últimas obras de Rousseau con un entusiasmo sólo comparable a la minuciosidad aplicada al examen de las doctrinas de Leibniz, Wolff, Baumgarten o Hume, por no mentar la perspicacia derrochada a la hora de exponer las leyes naturales concebidas por Kepler y Newton; ningún hallazgo era menospreciado para mejor explicar el conocimiento de la Naturaleza y el valor moral del ser humano. La historia del hombre, de los pueblos y de la Naturaleza, las ciencias naturales, las matemáticas y la experiencia: tales eran las fuentes con que este filósofo animaba sus lecciones y su trato. Nada digno de ser conocido le era indiferente; ninguna cábala o secta, así como tampoco ventaja ni ambición algunas, empañaron jamás su insobornable pasión por dilucidar y difundir la verdad. Sus alumnos no recibían otra consigna salvo la de pensar por cuenta propia; nada le fue nunca más ajeno que el despotismo. Este hombre, cuyo nombre invoco con la mayor gratitud y el máximo respeto, no es otro que Immanuel Kant.(Los subrayados en negrita son míos).

Cartas relativas al fomento de la humanidad, Herder. Recogido por Roberto Aramayo en el Estudio preliminar a ¿Qué es la Ilustración? Y otros escritos de ética, política y filosofía de la historia. Alianza, 2004.


lunes, 27 de enero de 2014

HA MUERTO JOSÉ EMILIO PACHECO

Poco después de escribir la entrada sobre la novela de Alice Munro, La vida de las mujeres, me entero de la muerte de este grande de la poesía mexicana a quien le dedicamos una tertulia en mayo de 2011, lo que implica que previamente a la tertulia redactara otras entradas para ir dando noticia de él y de su poesía. En ellas podéis encontrar entrevistas y sugerencias de todo tipo.

En su recuerdo, dejo un aquí un texto suyo acerca del jabón.


ELOGIO DEL JABÓN

         El objeto más bello y más limpio de este mundo es el jabón oval que sólo huele a sí mismo. Trozo de nieve tibia o marfil inocente, el jabón resulta lo servicial por excelencia. Dan ganas de conservarlo ileso, halago para la vista, ofrenda para el tacto y el olfato. Duele que su destino sea mezclarse con toda la sordidez del planeta.

         En un instante celebrará sus nupcias con el agua, esencia de todo. Sin ella el jabón no sería nada, no justificaría su indispensable existencia. La nobleza de su vínculo no impide que sea destructivo para los dos.

         Inocencia y pureza van sacrificarse en el altar de la inmundicia. Al tocar la suciedad del planeta ambos, para absolvernos, dejarán su condición de lirio y origen para ser habitantes de las alcantarillas y lodo de la cloaca.

        También el jabón por servir se acaba y se acaba sirviendo. Cumplido su deber será laja viscosa, plasta informe contraria a la perfección que ahora tengo en la mano.

         Medios lustrales para borrar la pesadumbre de ser y las corrupciones de estar vivos, agua y jabón al redimirnos de la noche nos bautizan de nuevo cada mañana. Sin su alianza sagrada, no tardaríamos en descender a nuestro infierno de bestias repugnantes. Lo sabemos, preferimos ignorarlo y no darle las gracias.

         Nacemos sucios, terminaremos como trozos de abyecta podredumbre. El jabón mantiene a raya las señales de nuestra asquerosidad primigenia, desvanece la barbarie del cuerpo, nos permite salir una y otra vez de la tinieblas y el pantano.

         Parte indispensable de la vida, el jabón no puede estar exento de la sordidez común de lo que vive. Tampoco le fue dado el no ser cómplice del crimen universal que nos ha permitido estar un día más sobre la Tierra.

         Mientras me afeito y escucho un concierto de cámara, me niego a recordar que tanta belleza sobrenatural, la música vuelta espuma del aire, no sería posible sin los árboles destruidos (los instrumentos musicales), el marfil de los elefantes (el teclado del piano), las tripas de los gatos (las cuerdas).

         Del mismo modo, no importan las esencias vegetales, las sustancias químicas ni los perfumes añadidos: la materia prima del jabón impoluto es la grasa de los mataderos. Lo más bello y lo más pulcro no existirían si no estuvieran basados en lo más sucio y en lo más horrible. Así es y será siempre por desgracia.

         Jabón también el olvido que limpia del vivir y su exceso. Jabón la memoria que depura cuanto inventa como recuerdo. Jabón la palabra escrita. Poesía impía, prosa sarnosa. Lo más radiante encuentra su origen en lo más oscuro. Jabón la lengua española que lava en el poema las heridas del ser, las manchas del desamparo y el fracaso.

         Contra el crimen universal no puedo hacer nada. Aspiro el aroma a nuevo del jabón. el agua permitirá que se deslice sobre la piel y nos devuelva una inocencia originaria.

              De La edad de las tinieblas. Visor, 2009.

LA VIDA DE LAS MUJERES, de Alice Munroe

Atraído por la publicidad del Nobel me hice con este libro hace tres meses y lo he leído, muy a gusto, la semana pasada. 

La novela nos cuenta la historia de una chica, desde su infancia hasta que termina los estudios de bachillerato, en una pequeña localidad canadiense. A través de ella vamos conociendo a los personajes de su familia y la vida del pueblo en el que habita. Todo muy normal, muy costumbrista, un punto nostálgico (típico de las miradas al pasado) y cierto aire decadente y tristón. 

Pero el vigor de la historia no se encuentra en lo que nos relata, sino en el lenguaje limpio, eficaz y preciso, en ocasiones tan preciso como un bisturí. Un ejemplo: ... Allí las conversaciones tenían muchos niveles, no podía decirse nada de forma directa, todas las bromas podían ser una puñalada por la espalda. La desaprobación de mi madre era abierta e inconfundible, como el mal tiempo; la de ellas (se refiere a sus tías) llegaba como si de pequeños cortes de navaja se tratase, de un modo desconcertante, en medio de la amabilidad.

Otra virtud de la escritura de Munroe es, a mi entender, la claridad con que nos habla de las mujeres. Si Virginia Woolf nos habituó al discurso y al protagonismo femenino en el mundo narrativo, la escritora canadiense lo hace de forma natural, como si estuviéramos tomando el té con ella y fuéramos cómplices de lo que nos cuenta. Y sin darnos cuenta sabemos de todos los deseos, miedos, ilusiones, esperanzas y sinsabores de las mujeres que pueblan esta historia.

No es un clásico, no tiene la vibración de las grandes pasiones, de la apabullante vida que se desborda por cada párrafo, porque es una novela del siglo veinte, esto es, contemporánea, y ahora nos ocupamos de los recovecos de la vida cotidiana. No es un clásico, cierto, pero se lee muy bien.

domingo, 26 de enero de 2014

MÚSICA PARA ABANDONARSE EN ELLA

Gracias al programa radiofónico nocturno La víspera del infinito, de Alejandro Alcalde, descubro la existencia de la cantante coreana Youn Sun Nah y su relajante y preciosista tema Kangwondo Arirang. Lo podéis escuchar a través del enlace o en el primer corte del programa —minuto 7— que os dejo aquí completo, porque todo él está lleno de apetitosas sugerencias literario-musicales. De hecho, el programa de hoy tenía el título de Música en la literatura

Disfrutadlo.

CUANDO LA LITERATURA SE CONVIERTE EN CORRAL

Cuando era joven y empezaba a interesarme por la literatura, no podía creer que dos grandes poetas como Góngora y Quevedo se enzarzaran en una pelea de gallos absurda y dolorosa, por más que lo dijera el profesor de Literatura, a quien admiraba profundamente y a quien creía todo lo que nos contaba, menos eso. Mis quince ingenuos años no aceptaban vileza tal en grandes figuras.

Luego fui comprobando por mí mismo que no importaba el lugar que se ocupara en el mundillo literario para enfangarse en una refriega barriobajera con el vecino de turno. 

Por desgracia, estar dotado de una sensibilidad fuera de lo común para percibir y expresar el mundo no tiene nada que ver con disponer de la más común de las sensibilidades para respetar al otro. ¡Qué lástima!

Escribía Paul Valéry:

           Qué vergüenza escribir sin saber lo que son el lenguaje, el verbo, las metáforas, los cambios de ideas, de tono; ni saber concebir la "estructura" de la duración de la obra, las condiciones de su fin; ¡apenas el porqué y en absoluto el cómo! Enrojecer de ser la Pitia. 

Reescribían André Bretón y Paul Éluard:

               Qué orgullo escribir sin saber lo que son el lenguaje, el verbo, las comparaciones, los cambios de ideas, de tono; ni sin concebir la estructura de la duración de la obra, ni las condiciones de su fin; ¡en absoluto el porqué y en absoluto el cómo! Ponerse verde, azulear, blanquear de ser el loro...

sábado, 25 de enero de 2014

NO DIGAS QUE ALGO ES BUENO, DI QUE ALGO TE GUSTA

Nada más lejos de mi intención que indicar a nadie lo que quiera o no quiera decir, lo que crea o no conveniente expresar. Con el título de esta entrada no pretendo señalar a nadie qué es lo que debe hacer o no con sus opiniones; me refiero a la extendida costumbre de cierta crítica profesional de señalar con una descarada objetividad la calidad intrínseca de la obra que comenta, como si el juicio que nos ofrecieran no estuviera impregnado de los gustos, tendencias y adscripciones de quien escribe el comentario, por no decir —en los casos extremos de clara tendenciosidad— del dinero de quien mantiene el producto o del círculo de amistades y miserias al que se pertenece.

El arte, la expresión literaria, queridos amigos, tiene unas cuantas —pocas— normas básicas que le dotan de calidad, de dignidad. Ésas, prácticamente se aprenden en la escuela: corrección gramatical y sintáctica, originalidad, imaginación, adecuación y propiedad. Y ésas las domina todo escritor. Todo lo demás lo da el oficio, la práctica, la lectura, la experiencia vital y la creatividad. A partir de ahí distinguir si un texto es mejor que otro a mí me parece harto difícil, por no decir que es una equivocación afirmarlo.

Sin duda, disponer de una buena formación, mantener una lectura atenta, escuchar las opiniones de los demás y contrastarlas, son requisitos que ayudan a que nuestro parecer pueda tener más elementos en los que fundamentarse, pero no son garantía de verdad. Nadie está libre de meter estrepitosamente la pata cuando afirma que tal o cual obra es intrínsecamente buena y que pasará a la posteridad. O de afirmar justamente lo contrario. 

De esos errores está llena la historia de la crítica. Son cientos las grandes firmas que han emitido su juicio sobre algún contemporáneo suyo, destacando la excelencia o la falta de calidad de una obra determinada, y que luego, con el paso del tiempo, han tenido que desdecirse porque la obra en cuestión se ha visto colocada en el extremo opuesto de lo que habían afirmado. Y no voy a dar aquí ningún nombre, que no es respetuoso señalar defectos cuando son más los méritos a destacar. Sólo es necesario decir que esa historia de grandes errores va desde los clásicos más lúcidos hasta los coetáneos menos dotados.

Por eso, no conviene hacer crítica como si de práctica científica se tratara. En sí mismas, son dos actividades muy diferentes, pese a que todavía haya alguna persona que intente convencernos de lo contrario. Nada hay en el texto de nadie que pueda hacernos afirmar cosas del tipo es el mejor libro de la década, es la mejor novela europea publicada en estos últimos años, es la mejor poesía que podemos leer hoy... Esas afirmaciones son falsas físicamente, porque nadie se ha leído el todo en que se contiene esa obra; ni nadie tiene la capacidad de discriminar artísticamente lo que afirma, por mucho peso específico que tenga en el mundillo cultural, porque esa valoración la dan el tiempo y la sociedad lectora.

Otra cosa bien distinta es la exégesis, el análisis, el comentario, la crítica literaria que se practica para hacernos ver lo que nosotros, lectores apresurados, no nos paramos a ver en una obra; la que nos desvela los artificios internos y posibilita que el goce de la lectura sea así mayor. Esa sí es una gran crítica, esa sí tiene elementos objetivos —no muchos— con los que sabe operar y nos hace crecer a los demás como mejores lectores. Ese es el trabajo que hicieron, por citar sólo dos nombres, Dámaso y Amado Alonso. Lo demás, en mi opinión, es atrevimiento inconsciente o publicidad descarada. No digas, por tanto, que algo es bueno, di que te gusta.

jueves, 23 de enero de 2014

EXTRAÑA RECOPILACIÓN

 Uno va confiado en hacerse con la poesía de Benítez Reyes en un solo tomo y adquiere el título de Visor Libros de poemas, que como indica en el interior, entre paréntesis, es una recopilación de su obra entre 1978 y 2008. Pero, ¡oh, sorpresa!, el poemario Vidas improbables, el que fue premio Ciudad de Melilla, de la Crítica y Nacional de poesía, no aparece en esta recopilación, que pertenece a la misma editorial y que,por si quedaran dudas, es de 1995, es decir, está dentro del período del que se encarga la recopilación. ¿No os parece un tanto extraño?


Dejo a un lado las maquinaciones mercantiles de la editorial y os ofrezco un poema de este poeta gaditano —encuadrado normalmente bajo el marbete de poesía de la experiencia—del que me gusta casi todo. Se trata de La flecha del tiempo, del libro Escaparate de venenos. Ahí va. 

Nunca seríamos 
como esos adultos —nos juramos—
que miraban ansiosos, turbiamente,
a través del cristal de las cafeterías
—como aquel poema de Rimbaud—
la entrada de los jóvenes altivos
en la cueva dorada de la noche.
                                                   Y sin embargo
ahora estamos aquí, sin entender gran cosa,
ante un vaso de hielo y de ansiedad,
arañando con fiebre y con rencor
en el cristal del tiempo un espejismo.


PAUL VALÉRY, 1

Paul Valéry no es un autor que nos lo ponga fácil. Nada más alejado de su intención. Ahí está para recordárnoslo su famosa afirmación: El hombre crea mediante la abstracción. Otra cita: Decimos que un autor es original cuando ignoramos las transformaciones ocultas que los otros han producido en él; queremos, pues, decir que lo que ese autor hace es demasiado complejo e irregular en relación con lo que ya fue hecho. Hay obras que son semejantes a otras obras; hay obras que son sus opuestas; y hay otras más que tienen con las anteriores una relación tan compleja que nos perdemos en sus orígenes y preferimos hacerlas provenir directamente de los dioses (4 maestros franceses, Librería Sudamericana, p 109).

Esas son las dos grandes señas de identidad del maestro francés: abstracción y originalidad, ambas en el sentido profundo de la palabra, es decir, etimológico. Esto, claro, tiene su contraprestación en la lectura: Valéry no se deja querer de buenas a primeras. Su frialdad aleja más que aproxima. Como ha dicho Carlos R. Dampierre, aunque el genio poético de Valéry sea indiscutible, las cualidades y calidades del mismo han sido diferentemente apreciadas por las distintas generaciones poéticas que le han sucedido (prólogo a Poesías, Visor, p 11). Quizás impulsado por ese don de la abstracción es por lo que el que fuera poeta se sumergió en el mundo de las matemáticas, raro caso en la historia, donde la dirección de los trasvases ha sido inmensamente mayoritaria en el sentido contrario.

En cualquier caso, para una primera aproximación a su poesía y su forma de entenderla bien puede valernos el libro de Cátedra, a cargo de Monique Allain-Castrillo y Renaud Richard, pues está disponible en el mercado, tiene una muy buena introducción, todo tipo de notas, un magnífico apéndice sobre El cementerio marino, una excelente bibliografía y, lo más importante, contiene los que quizá sean los dos mejores poemas del poeta francés. 

Y para terminar, no estaría nada mal leer el extracto que Wikipedia ha realizado de la Teoría poética y estética, porque ofrece muchos elementos que ayudan a entender mejor la obra de Valéry. Los más atrevidos y entregados lectores pueden prescindir del extracto y pasar directamente al libro original



miércoles, 22 de enero de 2014

JOSÉ MARTÍ, 2

Había leído acerca de la excelente Antología de la poesía cubana que había preparado Lezama Lima en los años 60 del pasado siglo, pero no había tenido la ocasión de leerla. Mira por donde, preparando la tertulia de febrero voy y me la encuentro en la biblioteca de Irún. No es la original, porque esa es inencontrable, sino la que los profesores de la universidad de Granada, Álvaro Salvador y Ángel Esteban han editado a partir de la de Lezama. La de éste se quedaba en el siglo XIX y ellos han añadido un cuarto tomo con los poetas más significativos.

Sea como fuere, el tomo III se cierra, precisamente, con José Martí, de quien Lezama realiza una clarificadora presentación, una significativa recogida de poemas y una selección bibliográfica que son más que suficientes para mantener varias tertulias sobre el prócer cubano.

Otro libro muy atractivo para adentrarnos en la poesía de Martí puede ser el que Cátedra editó en 1985 y que, según creo, va ya por su 5ª edición, Ismaelillo, Versos libres y Versos sencillos. La edición corre a cargo de Ivan A. Schulman y es, como todas las cosas que edita Cátedra, una estupenda edición crítica. Y, además, sólo cuesta 8€, aunque también disponéis de ella en la biblioteca, queridos contertulios.

Y para para terminar esta entrada, os dejo la primera parte de la lectura de Versos sencillos, el título que comienza con el famoso poema Yo soy un hombre sincero, en la voz de Carlos ¿Muñoz?

PURA LÓGICA


Eskerrik asko, Iñaki, liburua uzteagatik

Benjamín Prado es ese tipo curioso, amigo de muchos músicos con los que a veces participa en espectáculos poético-musicales o escribiéndoles letras, que comenzó haciendo poesía y después siguió con la novela, que se mueve muy bien en todos los géneros literarios y que un día tuvo la suerte de conocer a Rafael Alberti y convertirse en su amigo.

Hace ya casi dos años Hiperión publicó el libro que aparece aquí y que, como indica el subtítulo, recoge 500 aforismos, ese género difícil, escurridizo, ingenioso y redondo que hoy practican con cierta asiduidad los escritores. 

De la edición se ha encargado Julio César Galán y también de escribir el acertado epílogo. En fin, entresaco algunos que es lo que importa y no lo que yo diga de él:


  • Empezar es muy fácil cuando está al principio.
  • Sobrevivir es irse haciendo del tamaño de las circunstancias.
  • No hay justicia mayor que no juzgar a otros.
  • El dolor nos convierte en nosotros mismos.
  • Dentro del miedo no hay donde esconderse.
  • Ser pesimistas es ser cobarde por adelantado.
  • Las cosas que se pierden se vuelven importantes.
  • La religión es el patriotismo de los creyentes.
  • un mercado libre es una suma de ciudadanos presos.
A cada cual le gustará más uno u otro. Algunos nos deslumbrarán más, en otros nos costará reconocer el brillo. En unos nos veremos reconocidos, en otros puede que reconozcamos a los demás. Son muchos aforismos y seguro que encontráis alguno en el que reconozcáis la descripción del mundo.

Y aquí os dejo una de esas intervenciones poéticas, en este caso con Rebeca Jiménez (podéis encontrar muchas en YouTube),


y una entrevista en la que habla del oficio y de la poesía.

martes, 21 de enero de 2014

ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN

No es necesario ser marxista, anarquista o socialista utópico para darse cuenta de que el funcionamiento de la economía que nos sostiene no funciona precisamente bien y de que, además, sostiene muy bien a unos pocos y hunde en la miseria a otros muchos. Ni tan siquiera es necesario saber nada de economía para darnos cuenta de que —crisis al margen, pero más con la crisis— el sistema económico en el que nos movemos no es un sistema que propicie y favorezca el desarrollo del bien común.

Pues bien, con la intención de favorecer el bien común, Christian Felber, economista austriaco, a raíz de la crisis que se inició en 2008, ha propuesto un sistema que pueda ser sostenible al mismo tiempo que promueva el bien común y no sólo el de algunas personas. 

Éstas son sus ideas




y éstos son los hechos: más de 1500 empresas y casi 200 asociaciones comprometidas con la idea. 

domingo, 19 de enero de 2014

JOSÉ MARTÍ, 1

Seguramente José Martí tiene mayor importancia en Cuba como revolucionario y padre de la patria que como poeta, siendo la estima de la población cubana por el hacedor de versos alta, muy alta.

En su país se editó en 1985 su Poesía completa. Esta edición es difícilmente asequible para una persona que no esté en la isla caribeña. En España, la Editorial Alianza publicó su Poesía completa al cuidado de Carlos Javier Morales, reeditado el pasado año.

En Internet hay numerosas páginas y espacios dedicados tanto a su obra literaria como al recuerdo del activista político. La más completa de todas ellas es La página de José Martí, que, entre otras muchas cosas, tiene la intención de recoger toda su poesía.

Apreciable es también el esfuerzo de otras muchas personas que, como Yamil Cuéllar, ofrecen su tiempo y su esfuerzo para que el poeta cubano esté presente en el mundo a través de la Red. De él os dejo la lectura del célebre poemario Ismaelillo, publicado por vez primera en Nueva York, en 1882.


MARIASUN LANDA: INURRIEN HIZTEGIA

FAMILIA

Intsektu guztiak familia handi bat gara!, aldarrikatu zuen inurri apaizak. Gure artean ez du egon behar sexu, tamaina, kolore, nazionalitate ezberdintasunik, jarraitu zuen.

Eta termitak ere bai?, moztu zion inurri petral batek.

Horiek ezta aipatu ere niri!

Izan ere, inurri apaiz hark termita bikotekide bat izana zuen Afrikan misiolari egon zen garaian. Eta noski, ezin zituen ikusi ere egin! 


FILOSOFIA

Inurri batek filosofia ikasi nahi zuen ez zekielako nor zen, nondik zetorren eta nora zihoan. Baina ez zuen unibertsitatean sartzeko froga gainditu eta bizitzen jarraitu zuen.

Halaxe, asmo eta pretentsio gehiagorik gabe.


Bi adibide hauek nahikoa dira adierazteko zer nolako liburua idatzi duen Mariasun Landak: umorez, ironiaz eta freskotasunez betetako hiztegia. Irakurtzeko erraza, irria errazteko aproposa.

viernes, 17 de enero de 2014

COSAS QUE NO HAY QUE OLVIDAR


Una amiga que sabe de mi afición por la astronomía me ha mandado este vídeo. Después de verlo y disfrutarlo, me ha parecido que merecía la pena colocarlo aquí. 

El montaje del vídeo ha sido realizado por el profesor Felipe Romero Moreno, a quien fácilmente podéis localizar en la red y acceder a sus trabajos. 

El vídeo contiene dos partes claramente diferenciadas. En la primera se hace un recorrido por el sistema solar y se pone en evidencia cómo se ve nuestro planeta desde otros lugares del mismo; todo eso a partir de fotos reales y cuyo origen aparece en los créditos finales. La segunda parte —a partir del minuto 6:50— consiste en el texto del ya desaparecido y muy querido Carl Sagan sobre la famosa fotografía Pale Blue Dot, que luego (1994) serviría de título a uno de sus libros.

En mi opinión —y sin quitar ningún mérito al vídeo, que es francamente interesante—, lo mejor de todo es el pequeño discurso, la profunda reflexión de Sagan sobre nuestra posición e importancia dentro del Universo. No os lo perdáis, es magnífico.

Gracias, Ana.

jueves, 16 de enero de 2014

LA OBRA DE JUAN GELMAN ESTÁ VIVA

Después de redactar ayer la nota sobre la noticia de la muerte del poeta argentino, esta mañana, motivado por el comentario de Manoli, me he dado una vuelta por la red y he comprobado que tiene una legión de seguidores dispuestos a mantener viva la obra de Gelman y a demostrarle su cariño.

Como muestra de esta actividad internauta os dejo sólo un par de vídeos subidos en las últimas horas y realizados por particulares que de una manera u otra quieren dejar constancia de su admiración por el poeta. Vídeos profesionales y reportajes televisivos hay cientos.







Seguid disfrutando de la poesía de Juan Gelman.

miércoles, 15 de enero de 2014

HA MUERTO JUAN GELMAN

Así es, la persona Juan Gelman ha dejado de existir. Ya no podremos volver a oírle leer sus poemas en directo, no podremos oírle hablar de poesía en vivo, o no podremos asistir a sus conferencias en las que reclamaba justicia para todos. 

Pero Gelman tiene la suerte de ser un creador y de que su obra está bien publicada y ampliamente recogida en todo tipo de medios. Así, aunque lo hayamos perdido físicamente, tenemos sus palabras, nos queda el regalo de su obra.

Mis mejores deseos para las personas que le quisieron de cerca y para quien aún no le conozca el consejo de que se acerque a su poesía. 





ARTE POÉTICA

Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío,
como un amo implacable
me obliga a trabajar de día, de noche,
con dolor, con amor, 
bajo la lluvia, en la catástrofe,
cuando se abren los brazos de la ternura o del alma,
cuando la enfermedad hunde las manos.

A este oficio me obligan los dolores ajenos,
las lágrimas, los pañuelos saludadores,
las promesas en medio del otoño o del fuego,
los besos del encuentro, los besos del adiós,
todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.

Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,

rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte.

martes, 14 de enero de 2014

ANTOLOGÍA CÁTEDRA DE POESÍA DE LAS LETRAS UNIVERSALES

Antología Cátedra
El título puede resultar equívoco y seguramente se ha elegido sabiendo que resultaba equívoco. No se trata de una antología poética de todas las letras, de todas las lenguas, culturas y estilos, sino de una antología realizada con lo que la editorial ha ido publicando durante los últimos 30 años en su colección Letras Universales. Lo que quiere decir que en este volumen aparece una estupenda selección de poesía clásica greco-latina (lo mejor del libro) y luego una antología de poesía china clásica, árabe clásica, italiana, francesa, inglesa, alemana y algo más. Este algo más quiere decir que de la poesía portuguesa aparece Camoens; de la rumana, Eminescu; y de la eslava, Ajmátova. En definitiva, Ruiz Casanova ha organizado esta antología con el material que previamente había aparecido en dicha colección, lo que no quiere decir que sea una antología de la poesía universal.

Realizada esta aclaración, debo decir que esta antología (y las antologías a mí me gustan mucho) es una herramienta muy válida para adentrarnos en el conocimiento de la poesía clásica greco-latina, que resulta de gran ayuda para iniciarse en la poesía francesa e inglesa, pero no es nada más que una pincelada para empezar a preguntarnos de qué van el resto de las poesías que aquí aparecen, porque faltan muchos y grandes nombres. Eso sí, cualquier autor que aparece antologado aquí sabemos que podemos encontrarlo en dicha ediotorial y en esa colección, y ya sabemos que Cátedra hace unas ediciones escolares francamente buenas, lo que es garantía de información pertinente y relevante.

Otra virtud de esta edición, nada despreciable por cierto, es su precio. Por 12,50€ nos podemos llevar a casa un "tocho" de más de mil páginas y ¡en papel ahuesado! 

¡Feliz lectura!

lunes, 13 de enero de 2014

CRIMEN Y CASTIGO

La diferencia entre una obra clásica y otra que no lo sea es que en la primera fluye la vida por todos sus capítulos, mientras que la segunda es un remedo pobre y ajado de aquélla. En los clásicos se percibe el transcurso de la vida porque el tema es ella misma en cualquiera de sus aspectos, mientras que en las demás lo que fluye son palabras que se dedican a hablar de sí mismas, del autor o del oficio del autor.

Crimen y castigo, como clásico que es, es un fragmento de vida puesto en palabras. Sus personajes son absolutamente sólidos; las situaciones que se presentan, brutales; las escenas, conmovedoras; y hasta los sueños del protagonista parecen reales. Es como si nos plantáramos en medio de lo que ocurre, transformados en testigos excepcionales de cuanto acontece. Es como si el dolor de todos y cada uno de los personajes fuera el nuestro, como si la locura de Raskólnikov se nos adhiriera a la piel y no pudiéramos deshacernos de ella.

La novela nos cuenta el asesinato que comete el protagonista al comienzo de la misma y las implicaciones que va a tener esa acción. La cosa es simple, pero el resultado no lo es, porque el tema tiene un peso específico fundamental y, porque como dice Bloom en Genios, Dostoievski es el Shakespeare de los novelistas en la medida en que sus grandes personajes vibran con esa energía de conciencia que reconocemos como shakespeariana.

Tan contundente y magnífico como los personajes es el estilo del autor ruso, que unas veces se prodiga en estupendas y necesarias descripciones y otras nos lo dice todo con una simple pregunta en medio de un diálogo:
—Yo sólo maté a un piojo, Sonia. Un piojo asqueroso, inútil, maligno.
—¿Piojo un ser humano?
Sonia, la protagonista femenina, inculta, prostituta para sacar adelante a su familia, sin formación de ningún tipo, da un ejemplo de clarividencia al universitario nihilista con prurito intelectual. No necesita más que una pregunta.

Obra absorbente, fundamental e imprescindible en la literatura universal. Si aún no os habéis acercado a la obra del ruso, esta novela puede ser un buen comienzo.

miércoles, 8 de enero de 2014

CANCIÓN DE OTOÑO, de Verlaine

Un 8 de enero de 1896 fallecía Paul Verlaine en París.

La vida de este poeta da para muchas páginas y muchas películas. De hecho, conozco alguna persona que sabe de su paso por la cárcel, de sus amores con Rimbaud, de sus problemas familiares..., pero que no ha leído ningún poema del simbolista francés.

Los sollozos más hondos
del violín del otoño
son igual
que una herida en el alma
de congojas extrañas
sin final.

Tembloroso recuerdo
esta huida del tiempo
que se fue.
Evocando el pasado
y los días lejanos
lloraré.

Este viento se lleva
el ayer de tiniebla
que pasó,
una mala borrasca
que levanta hojarasca
como yo.

Les sanglots longs
Des violons
De l'automne
Blessent mon coeur
D'une langueur
Monotone.

Tout suffocant
Et blême, quand
Sonne l'heure,
Je me souviens
Des jours anciens
Et je pleure.

Et je m'en vais
Au vent mauvais
Qui m'emporte
Deçà, delà,
Pareil à la
Feuille morte.


                           Traducción de Carlos Pujol

Dos razones me han llevado a escoger este poema como recuerdo del aniversario. La primera es la conocida historia a la que está ya unido: el desembarco aliado durante la Segunda Guerra Mundial (otra anécdota más que añadir al mundo verlaine). La segunda, el breve e impecable comentario de Michel Esnault, muy aconsejable para hacernos con algunos elementos que, si no, se perderían con la traducción.

martes, 7 de enero de 2014

DEFENDER ALGUNAS IDEAS ES DEFENDER A LAS PERSONAS


  • Detesto sus ideas, pero daría mi vida por defender su derecho a expresarlas.  
                                                                               VOLTAIRE

  • El acto de desobediencia, como acto de libertad, es el comienzo de la razón.
                                                                               ERICH FROMM

  • La guerra es la respuesta cobarde a los problemas de la paz.
                                                                               THOMAS MANN


  • Si quieres hacer la paz, no hables con tus amigos, habla a tus enemigos.
                                                                               MOSHE DAYAN

  • Ojo por ojo, y el mundo acabará ciego.
                                                                               MAHATMA GANDHI

  • Ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás.
                                                                               NELSON MANDELA

lunes, 6 de enero de 2014

NO TODA ILUSIÓN ES BENEFICIOSA

La ilusión que nace del engaño degenera en frustración; la que nace del esfuerzo y la franqueza genera entusiasmo. 

domingo, 5 de enero de 2014

ANTONIO COLINAS, poeta tranquilo

Desconozco cuáles son los mecanismos mediante los cuales asociamos los más variados elementos en los que nos sumergimos a lo largo del día. El caso es que hoy, leyendo a Colinas, tenía continuamente presente la imagen de un amigo amante del mar en general y del Mediterráneo en particular. Del Mediterráneo no sólo como mar, sino también como forma de vida, como cultura, como idea y como representación.

Pero no queda ahí el vago concepto asociativo. De Noche más allá de la noche he ido a Cómo se hace un poema porque recordaba que Antonio Colinas había tomado parte en él, y me encuentro con que lo que comentaba entonces era el Canto XXXV de su libro, y que sugería a los lectores que lo aprendieran de memoria porque estaba convencido de que al repetirlo producía una especial paz. 

Querido amigo, que contigo sea el mayor de los sosiegos.

CANTO XXXV

Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
He respirado al lado del mar fuego de luz.
Lento respira el mundo en mi respiración.
En la noche respiro la noche de la noche.
Respira el labio en labio el aire enamorado.
Boca puesta en la boca cerrada de secretos,
respiro con la sabia de los troncos talados,
y, como roca voy respirando el silencio
y, como las raíces negras, respiro azul
arriba en los ramajes de verdor rumoroso.
Me he sentado a sentir cómo pasa en el cauce
sombrío de mis venas toda la luz del mundo.
Y yo era un gran sol de luz que respiraba.
Pulmón el firmamento contenido en mi pecho
que inspira la luz y espira la sombra,
que recibe el día y desprende la noche,
que inspira la vida y espira la muerte.
Inspirar, espirar, respirar: la fusión
de contrarios, el círculo de perfecta consciencia.
Ebriedad de sentirse invadido por algo
sin color ni sustancia, y verse derrotado,
en un mundo visible, por esencia invisible.
Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
Me he sentado en el centro del mundo a respirar.
Dormía sin soñar, mas soñaba profundo
y, al despertar, mis labios musitaban despacio
en la luz del aroma: Aquel que lo conoce
se ha callado y quien habla ya no lo ha conocido
.

viernes, 3 de enero de 2014

CUANTO MÁS BUENO ES UN HOMBRE...

Estaba a punto de comentar un par de novelas que tengo leídas en estas vacaciones, pero me he enterado casualmente de que hoy es el aniversario del nacimiento de Cicerón y he pensado que más valía hablar bien de alguien que hablar sin más de otro alguien que no me ha dicho nada. Creo, sencillamente, que me olvidaré de ese par de títulos.

El amigo Cicerón tiene en común con O. Wilde que ha producido una enorme cantidad de citas. Si queréis comprobarlo, sólo tenéis que acudir a un diccionario de frases célebres o similar. No me atrevo a deciros que os deis una vuelta por Internet, porque este espacio está más contaminado de falsas atribuciones y resulta más trabajoso averiguar la verdadera autoría. Para hilar fino en este campo hay que acudir a la edición en papel.

Pero si comparten la abundancia, no coinciden en la intención, ya que si el genial inglés es más ingenioso que el latino, también es mucho más distante, menos comprometido e inmensamente más dandy y snob, mientras que el segundo huye del escepticismo y tiene a gala la participación en la vida ciudadana. Cuestión de creencias y de principios.

Una de esas frases que me gustan mucho del clásico romano y que pueden servir para felicitar y regalar a quien haya nacido un tres de enero es ésta: Cuanto más bueno es un hombre, tanto más difícilmente sospecha de la maldad de los demás. De la epístola a su hermano Quinto. 

Feliz 3 de enero y que seáis buenos y felices.

miércoles, 1 de enero de 2014

Fascinación de la naturaleza

Fotografía tomada de Natural Geographic

El arte, la gloria, la libertad se marchitan, pero la Naturaleza siempre permanece bella.
              —Art, Glory, Freedom fail, but Nature still is fair—