jueves, 6 de noviembre de 2014

CALDERÓN DE LA BARCA INTERPRETADO POR BERGIA Y OLAVIDE

En mis desvelos nocturnos suelo caminar la noche acompañado por la radio. Es una forma más barata y menos agresiva para el organismo que meterse cualquier pastilla para dormir y, además, suelo encontrar voces amigas que luego pueblan la mañana en la que habito. 

Así, durante la madrugada del pasado martes, me asaltaron los agradables ritmos de Begoña Olavide y Javier Bergia. Estaban presentando el disco De un tiempo a esta parte donde, entre otros autores, han recogido tres de las décimas que Calderón de la Barca escribió sobre la muerte. Y lo hacen acompañados principalmente de una guitarra y un salterio, pero no sólo de esos, porque muchos amigos músicos les acompañan haciendo sonar los instrumentos en los que son reconocidos maestros.

En el trabajo recogen algunos textos suyos, pero la mayoría son de poetas clásicos y contemporáneos —Berceo, Calderón, Machado, Cernuda, Hernández...— a los que han puesto música de ambiente andalusí. Como muestra, aquí os dejo la intepretación que hacen de las décimas calderonianas —arriba tenéis el enlace a las décimas completas—.





Desde el nacer al morir
casi se puede dudar
si el partir es el parar,
o el parar es el partir.
Tu carrera has de seguir:
y pues con tal brevedad
pasa la más larga edad,
¿cómo duermes y no ves
que lo que aquí un soplo es
es allá una eternidad?

Mira el tiempo volador
cómo pasa, y considera
cómo va tras la carrera
desde el menor al mayor.
El esclavo y el señor
corren parejas iguales,
que como nacen mortales,
iguales van a la hoya,
de cuya deshecha Troya
aún no quedan la señales.

La juventud más lozana
¿en qué paró?, ¿qué se hizo?
Todo el tiempo lo deshizo
y anocheció su mañana,
la muerte siempre es temprana
y no perdona a ninguno:
goza del tiempo oportuno,
granjea con tu talento,
que aquí dan uno por ciento
y allí dan ciento por uno.


Si queréis escuchar la media hora de programa en que hablan de su trabajo e interpretan algún tema más, podéis hacerlo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.