miércoles, 26 de noviembre de 2014

AQUEL INOLVIDABLE VIAJE, de Fernando Gomes

Una vez más traigo a este espacio un trabajo de un alumno. Se trata de un alumno nacido en Guinea-Bissau que nos cuenta con una limpieza y una sencillez envidiables ese viaje extraordinario que realizó con su padre cuando era un niño.  Frases cortas, sólo los adjetivos necesarios y la información justa para que percibamos la importancia que tuvo aquel viaje.

Hay otro elemento que no se puede apreciar aquí y que es necesario resaltar. El texto está escrito a lápiz y en la hoja de papel se aprecia todo el esfuerzo que Fernando ha hecho para contarnos su viaje. En ella se ven las sucesivas correcciones y borraduras hasta conseguir decir lo que él quería. Casi no hay una línea que no haya sido borrada y redactada de nuevo. Ahí queda grabado el deseo de dominar una lengua que no es propia para que diga lo que debe decir.


¡Bravo, Fernando! 


Recuerdo cuando sólo tenía 10 años y mi padre me metió en aquel viejo tren. No sabía muy bien a dónde íbamos, pero mi padre me prometió que aquél sería un bonito viaje.

Durante horas atravesamos bosques y desiertos. Pude ver, incluso, animales que pastaban en los prados. El sol era intenso y el cielo relucía con su azul marítimo. Los viajeros hablaban entre ellos alegremente. También pude ver algunos niños. Sin embargo, no eran niños europeos, sino africanos. Mi padre me contó que viajábamos a Camerún. Aquello me sorprendió mucho, pues sabía que era un lugar lejano.

Después de atravesar Mali y otros cuantos países, entramos, al fin, en Camerún. El paisaje era desértico y aquello me deprimió un poco. Pero cuando bajamos del tren y nos pusimos a hablar con los habitantes de allí, se me fueron las penas.

Durante un mes vivimos con aquellas gentes tan alegres y hospitalarias. Nos contaron cómo vivían en Camerún, lo que comían y cuáles eran sus fiestas tradicionales. La estancia se me hizo muy agradable.

Todavía recuerdo mis lágrimas al despedirme de aquella tierra. Siempre guardaré en mi corazón aquellos días de gozo y alegría.

2 comentarios:

  1. Hola Fernando, he leído tu viaje y me ha emocionado, tanto que se me ha quedado pequeño y que me he quedado con ganas de saber más sobre ese viaje, por ejemplo, hasta llegar a Camerún pasaste por distintos países, qué puedes decir de ellos, cuántos días duró el viaje en tren, a qué gente conociste, cómo vivían en Camerún....Te animo a que nos sigas contando tu aventura y que lo sigas haciendo con ese sentimiento que hay en tu forma de escribir. Mucho ánimo y te esperamos. (Teresa)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.