domingo, 26 de octubre de 2014

DE LA MUERTE Y SUS DIVERTIMENTOS

Imagen tomada de Wikipedeia. Catrina, obra de José Guadalupe Posada
Estamos en pleno otoño y, por tanto, en esas fechas en que los festejos paganos se articulan en torno a la muerte. Y en este ámbito no hay fiesta mayor, ni más colorista, ni más loca que la que los mexicanos organizan para celebrar a los difuntos o, quizá, con la excusa de los muertos, a los vivos. Tanto es así que en Aguascalientes, ciudad situada más o menos en el centro del país, disponen de un Festival de las calaveras —hoy comienza, por cierto— y un exclusivo Museo Nacional de la Muerte. Y por si todo esto fuera poco, preparan también sus calaveras literarias, que son composiciones poéticas de carácter eminentemente irreverente y humorístico. Como ejemplo, la del propio Posada, padre de la idea:


Quien quiera gozar de veras
y divertirse un ratón,
venga con las calaveras
a gozar en el panteón.

Literatos distinguidos
en la hediondez encontré
en gusanos confundidos,
sin ellos saber porqué.

Y en gran tropel apiñados
Los vendedores corrían
contentos y entusiasmados
por el negocio que hacían.

Cereros de sacristía
que roban la cera al rato,
que con mucha sangre fría
se echan el sufragio al plato.

Pues eso, que ustedes disfruten de la muerte y sus derivados, y una abrazo lleno de huesitos para los amigos del otro lado del Atlántico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.