jueves, 25 de septiembre de 2014

DE BUROCRACIAS, POEMAS TRISTES Y MÚSICAS ALEGRES

Llevo un par de horas largas haciendo de funcionario burócrata on line, rellenando fichas inútiles y repasando datos que desconozco a quién pueden interesarle, pero que los burócratas que me pagan me obligan a ello. Necesito algo de alegría y un poco de vitalidad. Miro en la agenda y descubro que un 25 de septiembre fallecieron Johann Strauss padre y Alejandra Pizarnik, además de otras insignes personas que no me dicen nada. A la Pizarnik le tengo mucho cariño, pero no me vale para subirme el ánimo. Opto por el viejo Strauss y esa pieza que sólo se escucha en el cierre de los conciertos de año nuevo. En este caso, dirigida por el magistral Karajan. Todo el mundo la conoce, es muy machacona, pero vale para ponerte en pie.

¡Hala, Jesús, olvídate de la administración y ponte a dar palmas!


2 comentarios:

  1. ¡ 1987! Seguro que estaría delante de la "tele" viendo el concierto de año nuevo,por que nunca me lo pierdo.

    Un aplauso y un abrazo.Manoli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aplauso lo hago a medias mío y el abrazo lo recojo agradecido

      Eliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.