martes, 12 de agosto de 2014

JUAN PONTE, UN TRAUMATÓLOGO MUY SINGULAR

Uno va al médico con la intención y la esperanza de que le arreglen aquello que no funciona demasiado bien o que claramente no funciona. Espera ver títulos colgados por las paredes, consabidos títulos que acrediten que efectivamente estamos en la casa, despacho, sala de espera o lo que sea de un médico. Uno espera mantener una conversación medianamente aburrida, sobre sus propios males, males que seguramente ya ha contado a algún familiar o amigo previamente en una especie de ensayo o ritual de la queja y el lamento. Uno espera salir de la consulta, posiblemente, con algún papel escrito donde se especifica, como en un embrujo, qué y cuándo tomar para que el mal desaparezca. 

La primera sorpresa —agradable, claro— nos la encontramos en la sala de espera. Además de los obligados títulos, hay unos divertidos dibujos de huesos humanos que gracias a la habilidad del artista se transforman en guitarras, guitarras eléctricas por más señas.

La segunda sorpresa está en el despacho: más dibujos, alguna fotografía, algún que otro hueso-instrumento, una pequeña guitarra eléctrica... comparten espacio en las estanterías pobladas de literatura profesional.
Vespa

La "Visera"
La tercera viene cuando termina la visita y Juan Ponte nos comenta su pasión por la música y el dibujo, más concretamente por la guitarra eléctrica que toca y a la que pinta en todas las formas imaginables. Y como estas cosas hay que compartirlas, acudimos a la página donde coloca sus trabajos y vemos que tiene cientos y cientos de ellos, exposiciones incluidas.

Nunca una visita al médico me había resultado tan divertida. Os dejo los enlaces a su página web, a su espacio pinterest y a su blog. Que os divirtáis paseando por ellos.

1 comentario:

  1. Me encanta que hayas publicado esta nota de Juan Ponte. Lo conozco desde hace muchos años (podría decir que desde casi su más tierna infancia) y yo también me llevé la misma sorpresa en su consulta. no sólo es buen traumatólogo, es un artista y una buenísima persona.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.