miércoles, 5 de marzo de 2014

PASIONES, PIOJOS, DIOSES... Y MATEMÁTICAS

Antonio J. Durán, catedrático de Análisis Matemático y escritor, tiene una rara habilidad para titular sus libros. Nada más verlos nos sentimos atraídos por ellos. Son títulos imaginativos, curiosos, eficaces y... verdaderos.

Pero no sólo tiene una extraordinaria capacidad para buscar títulos. Durán, a la altura de los mejores divulgadores internacionales, tiene la virtud de explicar, de contar, de envolvernos en su historia y hacernos apasionantes conceptos que de otra forma serían ininteligibles para el lego. Tiene la virtud de la claridad.

En este texto de 2009, que ha tenido un notable éxito y que todavía está a la venta, se nos invita a realizar un paseo por el mundo de las matemáticas acompañados de la mitología, en ocasiones de la literatura y de la filosofía, y siempre asistidos por las jugosas biografías de muchos ilustres matemáticos que en el mundo han sido.

Todo eso hace que pueda cumplir el propósito del libro, que no es otro que el que figura en el subtítulo y que el autor hace explícito en la página 207: Mi propósito (...) no es que acabes sabiendo más de lo que ya sabías antes sobre el teorema de Pitágoras, las cónicas, los números complejos, o el infinito, que también, sino que acabes sabiendo más sobre la condición humana (...) Lo que espero y deseo es que al finalizar la lectura hayas aprendido tanto de matemáticas como de la humanidad que las ha creado y las ha hecho como son.

Y esa es la gran virtud del libro: hacer de lo que se nos expone un medio para que nos comprendamos mejor. A ello contribuyen un par de citas que se repiten a lo largo del texto, auténtico leitmotiv del mismo, y la capacidad del autor para aderezarlas, mostrarlas e inferir de ellas toda su sustancia. La primera es de Hilbert: Debemos saber, sabremos. La segunda es de Wigner: La irracional eficacia de las matemáticas en las ciencias naturales. Ambas quedan perfectamente explicitadas.


En mayo de 2012 Durán presentaba otro libro de divulgación en la televisión, El ojo de Shiva, el sueño de Mahoma, Simbad... y los números. Os dejo aquí el enlace con la entrevista que le hacían, pues me parece una eficaz manera de conocer al autor y de sentirnos atraídos por el libro.

Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.