miércoles, 26 de marzo de 2014

DIARIO DE K

Diario de K. Ed. Renacimiento
La suerte de impartir clase en un aula que es una biblioteca, aunque sea una biblioteca pequeñita de centro público, es que puedes encontrarte con sorpresas de lo más agradables. Anteayer, por ejemplo, voy a sentarme delante del ordenador para imprimir los apuntes de filo a un alumno y me encuentro con este ejemplar, recién adquirido y aún sin fichar. No dudé ni un segundo: Paco, el libro de Karmelo me lo he llevado yo.
Lo de Karmelo es porque ambos le conocemos.

No me atrevería a decir que esté de moda el género aforístico, pero lo cierto es que se publican ahora con más frecuencia los libros que recogen aforismos. Sin duda, se trata de una forma de expresión atractiva tanto para quien escribe como para quien lee, y nos permite una lectura más informal, más juguetona y fresca del pensamiento del autor. Es como esa comida que gusta, pero que no pesa y, además, ya nos lo dijo el clásico, lo bueno, si breve, dos veces bueno —por cierto, una de las entradas más visitadas de este blog—.

Otra ventaja del aforismo es que reconocemos rápidamente la opinión del autor, y aquí a Karmelo C. Iribarren se le reconoce de inmediato. Es él en estado puro. Es él en su incisiva acidez y en su melancólica tristeza; es él en su expresión ajustada y en su mirada pesimista; es él en su paisaje urbano y en su irrevocable reivindicación del ejercicio de pensar. 

  • Sé subversivo: piensa.
  • Los lunes van al grano, te dicen lo que hay, sin tonterías.
  • Ya sé que parece mentira, pero aún quedan periódicos que se llaman La Verdad.
  • Un sabio optimista o no es tan sabio o es un impostor.
  • Si desayunas con Cioran el resto del día sólo puede ir a mejor.
  • Problema y solución: "El mundo sigue sin gustarme, pero la vida me parece irresistible".
  • No hay peor dolor que el que no puedes contar.
  • Lo rápido que se apagan algunas ideas brillantes.
  • El problema de los que quieren cambiar el mundo es que ellos ni se lo plantean. Cambiar, quiero decir.
Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.