viernes, 6 de diciembre de 2013

STONER, de John Williams

No es precisamente nueva esta novela, pero el boca a boca y el comentario de Vila-Matas están haciendo que alcance cierto éxito de ventas. En la actualidad, y en castellano, lleva cuatro ediciones y varias reimpresiones. Y si los comentarios elogiosos continúan, serán más las ediciones que se hagan.

Ciertamente es una de esas historias que se leen muy bien —ideal para este frío fin de semana—, que no tienen ninguna complejidad para el lector y que guardan un personaje memorable y absolutamente próximo y cotidiano. En este sentido, la mejor presentación que he leído es la del actor Tom Hanks, que aparece en la contraportada: Se trata simplemente de una novela sobre un tipo que va a la universidad y se convierte en un maestro. Pero es una de las cosas más fascinantes que jamás he encontrado.

Así es, la historia tiene la grandeza absoluta de contarnos la vida de un hombre como cualquier otro, con sus miedos y miserias, con su humilde tozudez, con sus cotidianos problemas que a nadie importan...salvo al lector, que se ve sumergido en ellos gracias a la destreza del autor. Y esos dos elementos siempre funcionan muy bien: de un lado la épica de lo consuetudinario, de lo que todos vivimos y entendemos; del otro, el que la historia esté completa, como las historias clásicas, desde el nacimiento hasta la muerte.

Una novela de esas cuyos personajes se quedan pegados a la memoria. Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.