miércoles, 6 de noviembre de 2013

GEORG TRAKL, Y 4

 Una buena alternativa a la Poesía completa de Trakl es cualquiera de estos dos títulos. Tanto el uno como el otro disponen de una excelente y completa selección de poemas y, además, aportan trabajos introductorios que ayudan a colocarse ante la obra del poeta, especialmente el de la editorial Seix Barral, pues dispone de más de 50 páginas de anexos varios redactados por la traductora, Angélica Becker, y por el gran crítico Carlos Bousoño.

En la traducción de Jenaro Talens, os dejo el poema en prosa Noche de invierno.

Ha nevado. Después de medianoche abandonas borracho de purpúreo vino el oscuro ámbito de los hombres, la llama roja de su hogar, ¡Oh las tinieblas!
Negro hielo. La tierra es dura, el aire tiene un sabor amargo. Tus estrellas se cierran en signos de maldad.
Con pies petrificados pisas con fuerza sobre el terraplén, con ojos muy abiertos, como un soldado que se lanza al asalto de un negro fortín. ¡Avanti!
¡Amarga nieve y luna!
Un lobo rojo al que estrangula un ángel. Tus piernas tintinean como hielo azul y una sonrisa impregnada de orgullo y de dolor ha petrificado tu rostro y la frente palidece por la lujuria del hielo;
o se inclina en silencio sobre un centinela al que el sueño ha vencido en su garita de madera.
Hielo y humo. Una blanca camisa de estrellas quema los hombros que la sustentan y los buitres de Dios devoran tu corazón metálico.
Oh colina de piedra. Dulcemente olvidado el cuerpo frío se funde en la nieve plateada.
Al despertar repicaban las campanas en el pueblo. Plateado, por la puerta de oriente salió el rosado día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.