viernes, 18 de octubre de 2013

HILO DE ORO

Gracias, Luis

Antes de comenzar la tertulia de hoy, el siempre atento amigo Luis me sorprende con un poema de Sánchez Rosillo que ha recogido para mí, motivado por las entradas relativas a la luz que dejé escritas en este blog hace poco tiempo. El poema en cuestión pertenece al libro que figura en la imagen y que ha sido publicado en marzo de este año.

Como aún no he leído el libro, remito al comentario de García Martín y comparto con vosotros el poema, que es ciertamente bellísimo y, me atrevería a decir, exacto en todos sus términos. Invitación suficiente, en cualquier caso, para leer el libro

HILO DE ORO

Une entre sí la luz todas las cosas
con un hilo de oro.
Y a mí mismo me incluye;
me toma alegremente cada día
y me hilvana con ellas.
Lo puede ver cualquiera que se quede
de vez en cuando a solas
y con sosiego mire:
no es el aire, es la luz la que nos suma
a todos con el todo.
El árbol me conoce,
saben de mí la nube y la montaña,
el gorrión, septiembre.
Y yo los reconozco emocionado,
y los dice mi boca.
Formo parte del mundo y estoy vivo.
Soy uno más, por suerte,
en la gran cofradía de la luz.  

2 comentarios:

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.