lunes, 9 de septiembre de 2013

PUEDE

El lenguaje es la casa del ser. En su morada habita el hombre. Los pensadores y poetas son los guardianes esa morada.
                                       Heidegger


Puede que las palabras
sean parte de nuestra residencia.
Puede.

Puede que la vida 
parezca un conjunto más o menos armonioso
de palabras.
Puede.

Puede que las palabras
sean necesarias
para transitar por la vida
y sus obstáculos.
Puede.

Puede que los sentimientos
y sus comarcas más oscuras
sean alumbrados por las palabras.
Puede.

Puede que la belleza, nunca la bondad,
sea deudora 
de la extraordinaria capacidad para crear
de la palabras.
Puede.

O puede que las palabras 
formen parten del engaño
que oculta el vuelo 
y el aire que lo sostiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.