miércoles, 4 de septiembre de 2013

ATARDECER


Impregna el sol en su caída
de rojos, violetas y naranjas
la ladera, el valle, la montaña.
El mar se pone tibio
y hasta el aire parece ensimismarse
en esa lentitud de la belleza.

Última edad antes de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.