sábado, 20 de abril de 2013

DIOSES, TUMBAS Y SABIOS

C. W. Ceram publicó este libro en 1949 y desde entonces se ha traducido a multitud de lenguas y se han hecho infinidad de impresiones; es decir, es un auténtico clásico divertido gracias a la extraordinaria facilidad que tenía el maestro de la divulgación para contar, en este caso, la historia de los descubrimientos arqueológicos.

El libro está dividido en cuatro grandes apartados. El primero se dedica a la historia de la arqueología en tierras de la Antigua Grecia; el segundo está dedicado a Egipto; el tercero, a Mesopotamia; el cuarto, a la América precolombina. Hay un breve apartado más que lleva por título Sobre los libros de historia de la arqueología que todavía no pueden escribirse y de los que hoy hay ya algunos escritos, pero en aquella época, hace más de medio siglo, todavía no se sabía nada.

Lo mejor del libro es el interés que despierta de inmediato, la fuerza con que atrapa nuestra atención, la capacidad que tiene para sumergirnos en su lectura, como si se tratara de una novela de misterio. Y no hablo por mí solamente, puesto que este libro lo he prestado en numerosas ocasiones a adolescentes y, cuando me lo han devuelto —alguna vez he tenido que insistir para que me lo devolvieran—, la respuesta siempre era la misma: Yo, de mayor, quiero ser arqueólogo.

Pero el libro, claro, no sólo sirve para despertarnos el interés por esa disciplina. Sirve también para realizar una primera y fascinante introducción en las civilizaciones antiguas que nos presenta, sirve para conocer algo más de la biografía de los personajes que la protagonizaron (SchliemannChampollionCarter...) y sirve —para eso debería servir todo libro que se precie— para disfrutar de una lectura amena y entretenida donde las haya. Una joyita.

En la actualidad está editado en Destino y se puede adquirir por algo menos de 9€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.