domingo, 3 de marzo de 2013

JUAN GELMAN, 3

Algunas indicaciones, tal vez innecesarias, para adentrarnos en la lectura de Gelman:
  1. Echar un vistazo a este vídeo de tve para hacernos una idea de hasta dónde el dolor:


  2. Leer estas notas del propio Gelman: 
POESÍA Y POLÍTICA El único tema de la poesía es la poesía misma, por eso puede hablar de todo, incluso de política, como Dante y Shakespeare. La cosmovisión de un poeta, y la de cualquier otra persona, es algo mucho más vasto que su inclinación o militancia política, como prueban los comunistas Neruda y Vallejo, por un lado, y los fascistas Ezra Pound y Brasillach.
ESPACIOS DE LA PALABRA
La palabra reinventa su vacío cada vez y nunca cierra la herida que produjo. Pero la herida hiere a la heridora y entonces el vacío es tiempo, viaje del ser en lo no sido, ligereza de sombra que habrá de darse ayer. Espacio que la palabra ocupa en río, en perro, en nada, en su calcinación.
ÉTICAS
Hemos conocido en nuestro continente la muerte temprana de muchísimos jóvenes que querían       hacer otro mundo de este mundo. Eso abre preguntas sobre la poesía en América Latina: ¿su ética radica en recuperar la pérdida cada vez perdida, no para repetirla, sino para buscar en ella algo nuevo? ¿Para volver distinta la repetición? El silencio de la palabra silenciada de los muertos, de los torturados, de los desaparecidos. Desde allí habla. La palabra es cuerpo y vuelve al cuerpo. Desde allí duele.
  1. Olvidarse de la costumbre y dejarse llevar por el coloquialismo bonaerense, la digresión, el lunfardo, la ironía, el adjetivo imposible, el oxímoron y la paradoja.
  2. No perder de vista los abundantes otros que escriben con él. Los heterónimos, los apócrifos, las traducciones inventadas, el juego de personajes, las referencias y las imitaciones nada imitativas son constantes.
  3. Estar abiertos a todas las marcas que utiliza de manera polifónica. Interrogantes que no lo son, minúsculas, barras, espacios, diminutivos. La palabra y su grafía tiene más significados en Gelman que los puramente convencionales.
  4. El exilio, el exilio, el exilio…
  5. Y disfrutar leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.