domingo, 11 de noviembre de 2012

DE OBSESIONES Y FANTASMAS

¿Qué ha de preocuparme 
de cuanto no veo?
¿Qué puede asustarme 
lo que no siento, ni toco?
¿He de ocuparme
de unos pocos cuentos rancios
y mal escritos 
para niños?
¿Qué puedo temer 
de lo que no existe?
¿He de sobresaltarme 
por unos fuegos fatuos
que, con todo descaro, 
quieren invocar al miedo?

Así se decía a sí mismo el poeta
cuando despertó 
en medio de la obscuridad.

Alguien supo después
del chirriante cuchillo de la noche.


2 comentarios:

  1. Hacéis un buen equipo.
    Nosotros no estamos vigilantes por miedo, sino a la espera del siguiente pincho ilustración-poema.
    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RESPUESTA DE IRENE: PINTXO, GURE TXAKURRA DA.

      DE LOS DOS: GRACIAS POR LO DE BUEN EQUIPO. INTENTAREMOS EL SIGUIENTE.

      KISSES

      Eliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.