martes, 11 de septiembre de 2012

EL ARCA DE LAS PALABRAS

Este curioso libro es un recopilatorio de palabras que Trapiello ha ido recogiendo y glosando a lo largo de un año. En un principio, fueron apareciendo en el periódico La Vanguardia, pero luego han sido recogidas en este hermoso volumen bajo el título El arca de las palabras. 

Y de eso se trata, de un arca en la que ha ido guardando —unas veces con ternura, otras con ironía y algunas más con enojo— aquellas palabras por las que ha sentido algún tipo de atracción.

No es, pues, un diccionario, aunque sí tiene una querencia lexicográfica; tampoco es un ensayo, si bien podemos encontrar apuntes y reflexiones puntuales que van en esa dirección; y no es un libro de poesía, aunque no le falten buenas dosis de esta. Pero quizá sea más fácil hacerse una idea viendo algunos ejemples.


  • Se jugaba en casa al julepe, y eso contribuía de manera generosa a hacer más melancólicas e interminables las tardes de los domingos. No sé por qué, siempre me ha parecido, viendo a la gente jugar a las cartas, que todos allí estaban esperando una ejecución.
  • Qué abstractas las espadañas de las viejas iglesias de Castilla, que irreales, qué metafísicas las nubes atravesándolas de parte a parte y arrancando a las campanas lamentos angélicos.
  • Algún gracioso dijo aquello de "soy español, cazi ná". Y nunca se dijo tanta verdad.
  • La gaita perdió todo su prestigio cuando dejó de llamarse cornamusa y la militarizó el señor Fraga Iribarne.
Para divertirse con las palabras y crear nuestro diccionario personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.