lunes, 20 de agosto de 2012

EL TIEMPO, GRAN ESCULTOR


                                                     El tiempo, gran escultor
                                                                            M. Yourcenar

Se nos escurre el sol 
al otro lado del mar,
igual que se nos resbalan
los segundos
que poco después de vividos
son ya pasado.
Mas no hay nostalgia en esta percepción,
pues todo lo vivido
ensancha nuestra mirada,
dignifica lo poco que somos al nacer
y nos ofrece pequeños caudales
que vamos compartiendo.
Somos, con cada puesta de sol, 
un poco más nobles 
y un poco menos ignorantes.

Para Jaime, para que pronto podamos compartir puestas de sol, amaneceres, fríos o calores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.