lunes, 5 de marzo de 2012

PLACIDEZ

Está la tierra recién humedecida
por una lluvia mansa y cariñosa
que hace tan solo unos minutos
ha reavivado los aromas
del boj, la menta y la melisa.
El sol atentamente se asoma
al borde del arroyo y del camino.
Desde el atardecer sonrío
a una nueva primavera.

Para ser feliz lo tengo todo:
el tiempo, el sol, la lluvia
y tu apacible compañía.

2 comentarios:

  1. Maravilloso poema Jesús. Ya va oliendo a primavera y hago mía cada frase de esta bella placidez con la que me identifico gratamente en esta tarde de marzo. Gracias.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.