martes, 17 de enero de 2012

MARIO BENEDETTI, 3

En el principio era el verbo
y el verbo no era dios
eran las palabras
frágiles transparentes putas

Así comienza el poema El verbo. (En el enlace podéis leerlo completo). Este poema no está recogido en la selección que he preparado, pero son cuatro versos que me gustan muchísimo. La fuerza que tienen, la sencilla irreverencia, la ausencia de puntuación, lo redondo del taco, la sorpresa semántica, el aleteo del mito y, seguramente, otro algo que soy incapaz de enunciar. Los gustos son así. A veces, son difíciles de explicar, por muchas palabras que queramos añadir. Incluso son cuatro versos que me gustan a pesar del poema, que no es, ni de cerca, uno de los que más me gustan de Benedetti.

El poema, en cualquier caso, aparece en muchísimas antologías, y si a estas alturas del mes no habéis adquirido todavía ninguna, podéis hacer un simple y sencillo clic aquí y descargaros (o leer en pantalla) la que preparó la Editorial Sudamericana, con introducción de Pedro Orgambide, que es la misma, palabra por palabra y coma por coma, que publicó más tarde Alianza Editorial, en 2009, como homenaje al poeta, y de la que os di noticia en la primera entrada sobre don Mario.

Me despido con el famosísimo poema El sur también existe, interpretado por Serrat. Nos vemos el lunes 30 en la biblioteca. Sed felices y leed mucha poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.