domingo, 11 de septiembre de 2011

CARTAS A UN JOVEN POETA

Entre en sí mismo. Investigue el fundamento de lo que usted llama escribir: compruebe si está enraizado en lo más profundo de su corazón; confiésese a sí mismo si se moriría irremisiblemente en el caso de que se le impidiera escribir. Sobre todo, pregúntese en la hora más callada de su noche: ¿Debo escribir?


No escriba poemas de amor. Al principio eluda aquellas formas que son las más corrientes y comunes; son las más difíciles.


Preste atención a lo que su propia vida cotidiana le ofrece; describa sus tristezas y anhelos, los pensamientos fugaces y la fe en algo bello; descríbalo todo con sinceridad íntima, callada y humilde y, para expresarse, sírvase de las cosas que le rodean, de las imágenes de sus sueños y de los objetos de sus recuerdos.


Estos y otros muchos son los consejos que R. M. Rilke dirigió a Franz Xaver Kappus, quien entonces se iniciaba en el arte de escribir poesía y no encontró mejor quehacer que escribir a Rilke para que este le aconsejara. Gracias a la iniciativa del joven Kappus hoy podemos saborear todos los lectores las buenas maneras, la humildad y la sabiduría del gran poeta centroeuropeo.

La historia no terminó demasiado bien, porque el joven que daba los primeros pasos en la escritura no continuó escribiendo después de pasados unos pocos años, pero tuvo el acierto de publicar las cartas después de que el maestro muriera y permitió así que los demás pudiéramos disfrutar de ese legado.

Es curioso contrastar cómo algunos de los consejos que Rilke ofrecía a F. X. Kappus no los había tenido en cuenta él mismo, pero más curioso aún resulta el enorme esfuerzo por contestar siempre, estuviese donde estuviese o tardara lo que tardase, independientemente de las circunstancias. Ya he dejado dicho en otro momento que Rilke es, por encima de todo, un portentoso escritor de cartas: contestó siempre a toda persona que se puso en contacto con él y lo hizo con una amabilidad exquisita.

De estas diez cartas todavía hoy seguimos aprendiendo, y son especialmente valiosas para todos aquellos que  deseen iniciarse en el arte poético, como bien sabían los jóvenes poetas de los años treinta en Europa.

1 comentario:

  1. Me parece muy interesante la posibilidad de realizar tertulias. Os dejo el enlace a mi entrada sobre esta obra. Muchas gracias,
    http://rimelporlibro.blogspot.com/2012/02/cartas-un-joven-poeta-rainer-maria.html

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.