domingo, 25 de septiembre de 2011

CAN MAYOR y CAN MENOR

(Imagen tomada de Observar el cielo. David H. Levy. Planeta)


Los dos canes representan los perros de caza del gigante Orión, aunque  en otra leyenda son los perros de los hermanos Cástor y Pólux (Géminis), que están cenando mientras los perros, colocados debajo de la mesa, se alimentan de las migajas que sus dueños les dan y que son las estrellas de poco brillo esparcidas entre ambos. La estrella más brillante de Canis Minor, Procyon, se llama así porque es la que precede al otro perro, al grande, en su salida por el horizonte. 


La estrella más brillante de Canis Maior, Siriono sólo es la más brillante de la constelación, sino que lo es de todo el firmamento. Además, tuvo una enorme importancia en el Antiguo Egipto, porque su salida sobre el horizonte al amanecer al final del verano les indicaba que la inundación del valle del Nilo estaba a punto de producirse. El acontecimiento era tan importante que marcaba el comienzo del año.


Sirio se encuentra a tan solo 8,7 años-luz de nosotros y es unas 40 veces más brillante que el Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.