domingo, 31 de julio de 2011

LA LUZ


Inmaterial
como un beso soñado,
leve
como un soplo o un suspiro,
sutil
como el movimiento de una bailarina,
la luz
permite
que el tiempo
persista 
en su permuta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.