jueves, 23 de junio de 2011

VAMOS A SER CAPACES

El día 30 de junio la población de Irún va a ser capaz de vivir una fiesta como son las fiestas: alegres, llenas de buen humor y de alborozo. Pero para eso hace falta que todos y cada uno pongamos algo de nuestra parte. Hace falta que seamos conscientes de lo que la fiesta significa, y hace falta comprometerse en el respeto.

¿Y qué significa este compromiso? Significa que cada uno dentro de su ámbito más próximo hable apaciblemente un par de minutos (no estoy diciendo que discuta) con su hijo, madre, tío, compañera, vecino, abuela, sobrino… para tomar conciencia de cuánto ganamos todos, de cuánto gana la ciudad con un comportamiento respetuoso.

Y significa, también, que toda institución, grupo, partido o asociación que tenga algo que ver en la vida de la ciudad haga esa misma reflexión en voz alta, para que todos la oigamos. Eso implica, claro está, a quienes mayor responsabilidad tienen en esta fiesta: las Juntas de ambos alardes y la Alcaldía, porque son las tres instituciones líderes en este asunto. Y por eso deben reflexionar más alto y más claro, si cabe, que las demás.

De esta forma, reflexionando desde el respeto y el reconocimiento, y haciéndolo toda la ciudadanía al unísono, vamos a conseguir un día de San Marcial sin punto negro, sin Calle Mayor atiborrada de policía, ni de malos humos, ni de airados gestos. Y vamos a conseguirlo porque el respeto hacia los demás nos dignifica a todos, nos hace mejores.


Si quieres sumarte a esta iniciativa, puedes hacerlo accediendo al blog que está enlazado con la fotografía o firmando sobre papel. El sábado 25 estaremos en la Plaza del Ensanche recogiendo firmas en una mesita colocada para eso.

2 comentarios:

  1. Pues felices fiestas en Irún. Con la buena voluntad de todo el mundo irán bien. Por cierto, me encanta la foto que has puesto en el encabezado del blog, ¿de dónde es? parece un páramo castellano. Y muy buena también la frase de la Aventura del Universo. Feliz Verano lleno de poesía. Besos

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, se trata de la provincia de Segovia, con el fondo de la Sierra de Guadarrama. Volvía un día de navidades de Madrid a Irún. Era por la mañana temprano, vi la pequeña chopera muy a lo lejos y me salí de la carretera para buscar el lugar y el encuadre. Fue una maravillosa hora perdida en el trayecto. Ya sabes, siempre hay que estar atentos al camino, porque siempre tiene algo para ofrecernos (y tener la suerte de llevar la cámara al lado).

    Besos

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.