domingo, 12 de junio de 2011

EMILY DICKINSON

Si alguna preferencia tengo con respecto a la poesía es la de la concisión. Me gustan, en general, los poetas que dicen lo que tienen que decir de forma breve y precisa, y si, además, el contenido es interesante, mejor aún.

En este sentido, Emily Dickinson es una auténtica maestra. En este y en otros muchos sentidos, pero aprecio especialmente esa forma clara, poderosa y casi siempre escueta. Un ejemplo:

Debe tener cuidado el cirujano
que aplica el bisturí.
Tras su incisión sutil está agitándose
el culpable: la vida.


Saboreadlo. Le iré dedicando más entradas.

1 comentario:

  1. Qué mejor forma que terminar una noche de luna llena y eclipse total que con unos versos bellos, breves, concisos. Tomo nota de esta recomendación sobre su poesía. Gracias Jesús.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.