martes, 15 de febrero de 2011

LO PEQUEÑO ES HERMOSO

Este libro se publicó en castellano hace ya 30 años; en inglés, hace casi 40. Hoy está descatalogado, pero todavía se puede conseguir en librerías de segunda mano.

Parece increíble que lo que en él defendiera Schumacher siga siendo absolutamente necesario defenderlo hoy. Hoy más que nunca. Pero en lugar de poner mis palabras aquí, os dejo dos párrafos sacados del libro:

¿Vamos a seguir aferrándonos a un estilo de vida que crecientemente vacía el mundo y devasta la naturaleza por medio de su excesivo énfasis en las satisfacciones materiales, o vamos a emplear los poderes creativos de la ciencia y de la tecnología, bajo el control de la sabiduría, en la elaboración de formas de vida que se encuadren dentro de las leyes inalterables del universo y que sean capaces de alentar las más altas aspiraciones de la naturaleza humana? (Prefacio, pag. 7)

Nos retraemos de la verdad si creemos que las fuerzas destructivas del mundo moderno pueden ser "puestas bajo control" por la simple medida de movilizar más recursos (económicos, educativos y de investigación) para combatir la contaminación, para preservar la vida silvestre, para descubrir nuevas fuentes de energía y para concretar acuerdos más efectivos de coexistencia pacífica. No hay necesidad de decir que la riqueza, la educación, la investigación y muchas otras cosas son necesarias en cualquier civilización, pero lo que es más necesario hoy es una revisión de los fines a los que se supone que sirven estos medios. Y esto implica, por encima de todo, el desarrollo de un estilo de vida que otorgue a las cosas materiales su lugar legítimo y propio, que es secundario y no primario. (Epílogo, pag. 306)

Y entre el prefacio y el epílogo todo un alarde de sentido común, argumentación equilibrada, estilo ameno y una invocación, tan necesaria como ineludible, a la defensa de lo pequeño. Los datos que Schumacher utiliza en el libro, lógicamente, corresponden a los años 60 y 70. Hoy son aún más escandalosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.