domingo, 6 de febrero de 2011

LEÓN FELIPE

Acaba de sacar Visor las Poesías completas de León Felipe en la colección que podríamos denominar como de bolsillo (Visor de Poesía), porque, previamente, en 2004, lo había hecho en la colección Poesia Maior. Se agradece el esfuerzo, ya que la diferencia, sustancial, entre una y otra son 14€ (40€ la primera, 26€ la segunda).

De la edición se ha ocupado José Paulino, quien nos ofrece una excelente introducción a la obra del poeta y un buen conjunto final de notas, que ayudan, y mucho, a tener una visión clara de los avatares de la poesía de León Felipe, y hacen posible, por consiguiente, una mejor comprensión de la misma.

Pero en el libro no sólo encontramos sus poemas, también están incluidas las traducciones que hizo de Los hombres huecos, de T.S. Eliot, o del Canto a mí mismo de W. Whitman, así como sus "textos poemáticos", donde se agrupan escritos en prosa que tienen un fuerte sentido poético.

Os dejo el prólogo a su El payaso de las bofetadas y el pescador de caña (1938):

Esto no es un discurso. Es un poema. Un poema trágico. Un poema nacido sobre la vieja sangre de España, con unas notas exegéticas. Todo él, la prosa y verso, cae y se cierra bajo la misma curva poemática. No es un discurso, repito. Es un poema. Pero el poeta es un hombre responsable. Más responsable que el orador, simplemente. Tan responsable como el maestro, como el gobernante, como el líder. El poeta es el Gran Responsable. Y cuando los dioses pregunten un día enfurecidos ¿quién ha escrito esto? el poeta responderá: yo lo he escrito; y no bajará la cabeza. No se puede decir, nadie puede decir: "el poeta vive fuera de la realidad".


Esta frase la han inventado unos hombres de vida subterránea para confundir a las gentes.


Amigos: no os dejéis engañar. El poeta habla desde el nivel exacto del hombre. Y los que se imaginan que habla desde las nubes, son aquellos que escuchan siempre desde el fondo de un pozo. Venid conmigo y haced un poco de silencio para ver si esta voz que yo traigo está afinada en el justo tono del hombre.


Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.