domingo, 14 de noviembre de 2010

ALEJANDRA PIZARNIK

LOS DE LO OCULTO


Para que las palabras no basten es preciso alguna muerte en el corazón.


La luz del lenguaje me cubre como una música, imagen mordida por los perros del desconsuelo, y el invierno sube por mí como la enamorada del muro.


Cuando espero dejar de esperar, sucede tu caída dentro de mí. Ya no soy más que un adentro.




Este breve poema en prosa pertenece a la tercera parte del libro El infierno musical (1971).
Su obra completa, como podéis ver, ha sido recogida por la editorial Lumen en una edición muy cuidada a cargo de Ana Becciú.
La colección de poemas para la tertulia está ya colocada en la columna de la derecha -tertulias, noviembre, 2010-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.