viernes, 15 de octubre de 2010

SOMOS ASÍ

Iba muy bien la semana con eso de la liberación de los mineros chilenos. Una bonita historia de cooperación entre muchos sectores para lograr sacar con vida de las entrañas de la tierra a treinta y tres personas que habían quedado atrapadas. Una historia con final feliz. Una historia con todos los ingredientes necesarios para que nos sintiéramos orgullosos como seres humanos y, de repente, va y se estropea. Me entero de que casi todos ellos ya están negociando exclusivas para rentabilizar, tal vez, el miedo sufrido. Somos así.

Casi al mismo tiempo me entero por la radio de que Isabel Pantoja ha acudido a declarar ante el juez por ese feo asunto de Marbella. La cosa es que, aunque se presentó una hora antes, allí la estaba esperando una multitud de medios de comunicación necesitados de carnaza que ofrecer al circo, más otra multitud de ociosos para increparla. El juicio, como en las películas del oeste, lo hacemos en plena calle. Sólo faltaba la soga y un buen árbol. ¿Qué nos empuja a esta alborozo por la caída en el fango de un famosillo? Somos así.

Somos capaces de lo mejor, somos capaces de realizar actos absolutamente generosos y, sin embargo, al instante siguiente nos transformamos y sacamos a pasear el lado más indigno y despreciable de nuestro ser humanos. ¿Qué nos impele a tal comportamiento? ¿Somos así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.