sábado, 23 de octubre de 2010

DADME UN HOMBRE BUENO

Dadme un hombre bueno
y cambiaré el mundo
-pidió el santo-.


Aparecieron varios
y, aún así,
la vida siguió su curso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.