domingo, 19 de septiembre de 2010

GRACIAS

Un gesto sencillo, como el de mandar un pequeño mensaje, si lo realizan miles de personas, puede tener un enorme valor para otras.

Un pequeño mensaje, una breve carta, una simple firma en una petición colectiva, puede salvar la vida a quien está en peligro.

Las personas que aquí aparecen agradeciendo son algunas de las que han sido liberadas gracias a la red de acciones urgentes que hace muchos años creó Amnistía Internacional para conseguir que los derechos humanos fueran algo más que un texto escrito en un papel.

video


Gracias a todos los que participan en dicha red. Gracias, A. I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.