lunes, 5 de julio de 2010

TERESA IRASTORTZA

De la decena de libros de poesía que Teresa Irastortza ha publicado, yo sólo he leído éste de largo e irónico título. De ahí he tomado el poema:

Hawking denboraren historia aldatzen
saiatzen aritu zenean,
negu gaiztoak tokatu ziren
bere hilbeltzekin;
kaioak, hotzetik ihes egitearren
barnekalderaino iritsi ziren
ibai ormatuetan gora.


Aspaldiko urteetan ez bezala
jendea zeruari begira egoten zen,
azkenean elur-oihal batek estal zezakeelako.
Hawking bere historia denboran txertatzen 
aritzen zen


eta azkenean ziurtatu egin zuten
fisikoek ere:
zerura begira jartzen garen bakoitzean
gertuago dugu iragana.




Cuando Hawking se afanaba en cambiar la historia del tiempo
los inviernos resultaron duros:
y llegaron en enero con sus meses negros
y las gaviotas que, queriendo huir del frío,
volaron hasta el interior sobre ríos helados.


La gente empezó a mirar el cielo,
como no sucedía hacía años,
temiendo que un manto de nieve lo cubriera
para siempre.
Hawking se afanaba en insertar
su historia
en el tiempo


y al final incluso lo corroboraron
los físicos:
Ahora sabemos que cada vez que miramos al cielo
el pasado se nos acerca
más y más.


(Traducción de la propia autora)


Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.