lunes, 8 de marzo de 2010

IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES


Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.


Parece increíble que todavía haya necesidad de estas conmemoraciones. Parece increíble que aún hoy tengamos que hacer llamamientos para que mujeres y hombres seamos capaces de reconocernos como seres humanos libres e iguales en derechos. Parece increíble que tantos siglos de historia no nos hayan enseñado a disfrutar de nuestras diferencias desde la equivalencia de nuestros derechos.


Parece increíble que lo que se reclamaba en el Orlando furioso (¡1532!), tenga que seguir siendo reclamado hoy:


Si un mismo ardor, si un semejante anhelo

al uno y otro sexo incita y mueve

hacia aquel dulce fin que el necio vulgo

considera gran yerro, ¿por qué causa

tiene castigo la mujer que ha amado

a uno o a varios, cuando el hombre yace

con cuantas se le antoja a su apetito

y merece alabanza y no castigo?


Todo esto parece increíble, pero sigue siendo desgraciadamente cierto.

¡Qué cansina, molesta e injusta es, a veces, la historia del ser humano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.