lunes, 12 de octubre de 2009

LITERATURA Y CÍRCULOS LITERARIOS

Que me gusta la Literatura es algo que queda probado con la existencia de este blog, especialmente la poesía. Sin embargo, no me gusta nada el ambiente literario que se crea alrededor de buena parte de la gente de este oficio. Demasiados amigos de amigos, demasiadas palabras de más -y en ocasiones muy inadecuadas- sobre la obra de tal o cual, demasiado gremialismo, demasiada falta de reconocimiento o exceso del mismo, demasiada envidia, demasiada maledicencia y demasiada falta de educación.

No quiero poner ejemplos actuales para no caer, precisamente, en lo que pretendo criticar. Valga con uno clásico: el de los extraordinarios poetas Góngora y Quevedo, a los que admiro, a uno más que a otro, pero los dos me parecen enormes poetas. A pesar de todo, y esto es lo que quiero subrayar, ambos llegaron a un extremo de locura personal, que empantanaron en gran medida, mientras vivieron, su magnífica obra personal.

Qué lástima que la Literatura nos ofrezca una imagen tan penosa, cuando miramos dentro de la cocina. Qué lástima que personas tan extraordinarias en algunos aspectos sean capaces de tanta bajeza. Qué lástima que la obra magnífica y aleccionadora se vea salpicada de actitudes tan precarias desde el punto de vista moral.

En fin, seguid leyendo, pero no escuchéis el ruido de las letrinas del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.