jueves, 15 de octubre de 2009

ATRAVESANDO LA NOCHE



Este es el título de la última entrega poética de Karmelo Iribarren, en esta ocasión de la mano de Huacanamo, editorial de reciente asparición y buen gusto para la presentación de la poesía.

Como dice alguien, a K. Iribarren tendrían que hacerle un monumento por acercar la poesía a todos los sectores de la población, incluidos los adolescentes. Por hacerla sencilla, por hacerla comprensible.

Y así es. Sus poemas, carentes de retórica, alejados de toda parafernalia, tienen poesía. No nos dejan indiferentes: nos hacen pensar, nos conmueven o nos remueven, pero nunca nos dejan en el estado en que nos encontrábamos antes de haberlos leído.

Como muestra, un botón:


LAS PALABRAS DE AMOR

No las digas,

si no quieres;


no es necesario.


Cuando
me miras
de esa forma,
a veces...


sé que están
todas ahí.


Gracias, Karmelo, por el libro y por el poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.