lunes, 23 de febrero de 2009

VIDRIO


Duro, frágil, transparente y amorfo.
Hermosas y crípticas palabras que la ciencia usa
para definir esta materia tan amiga de la luz
como tímida y callada.

Metáfora del amor,
es fuego helado;
trasunto de nuestra propia vida,
para que surgiera
fue necesaria la colaboración
de otras fuerzas y otros cuerpos.
Tan bello a veces,
tan frágil siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.