miércoles, 6 de agosto de 2008

VERANO

He recibido de mi amigo Diego este correo-poema-reflexión-exabrupto-nota-fractal literario que me ha gustado mucho. Espero que a vosotros también.

Hoy hace un día precioso. Una tarde esplendida de luz y color. Una tarde para ir a la playa, al monte, al río, al parque, para estar bajo un árbol leyendo o sesteando, o debajo de una sombrilla sesteando o leyendo, o sesteando en el sofá sin leer, sin pensar, una tarde para ir a tomar un helado, un café con hielo, un gin-tonic perfumado al arrullo del tráfico en una terraza urbana, o al arrullo de los pájaros donde haya pájaros, una tarde para sacar los niños al parque, los perros al monte y las miserias a la calle, una tarde para ver atardecer o vivir la noche y ver amanecer, para quitarte la ropa o que te la quiten, para oscurecer tu sala y volver a ver a Cary Grant, o para no hacer nada, o para hacer todo, absolutamente todo lo que te apetezca menos meterte en un centro comercial y compartir el espacio con otros cinco mil jilipollas que no saben qué hacer con sus tardes....
diego.



Disfrutad de lo que queda de verano.