viernes, 26 de diciembre de 2008

NOCHEBUENA


Diez en punto de la noche.
El espíritu de la navidad
se expande
en forma de sirena
por las calles.
Una ambulancia acude
no sé si a recoger
el vómito de una cena
mal digerida
o la sangre que el alcohol
ha alterado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.