jueves, 8 de mayo de 2008

El transcurrir medita su corriente

Este es el título de la pequeña colección de poemas que había escrito para un recital. Se trata de una reflexión muy subjetiva sobre el paso del tiempo que surgió gracias a la insistencia de Iñaki, compañero y amigo del centro en el que trabajo.

Andábamos preparando un recital, él con su txalaparta y su compañero Andoni, yo con poemas de distintos poetas, y no veía yo que lo que quería expresar estuviera en los textos que me traía entre manos. Y como Iñaki es tan directo para estas cosas soltó:
-Pues escríbelos tú.
Y de esta manera, entre dudas, miradas y nuevos empujones, surgieron la idea y las palabras necesarias para plasmarla.

Al mismo tiempo que escribía, iba con la cámara a cuestas para recoger la imagen que expresara aquello que yo quería decir con las palabras. Desde luego no se puede decir que sea rápido, porque tardé un par de años en hacer la colección de fotografías que necesitaba. Tal vez algún día las coloque en este blog.

El caso es que ahí tenéis los ocho poemas y como creo que son todos ellos muy directos y muy claros, incluso en su organización, no voy a comentar nada sobre este tema, salvo que el título lo he tomado de un verso de Juan Gil-Albert, poeta a quien recomiendo vivamente. Una pequeña muestra de su poesía la podéis encontrar en el apartado tertulias, febrero, 2005.

Los poemas en euskera están bajo el título Denborak garamatza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.